Space Adventure Cobra o el arte de mutilar escenas cuando están en su mejor momento

Photobucket

Una de las series que mas me ha llamado poderosamente la atención en mi infancia y adolescencia fue el animé de 1982  Space Adventure Cobra o como la conocí en el español castizo Super Agente Cobra (Que de Super Agente, no tiene ni un coño, tal vez sea el error de la traducción) una serie de 31 capítulos tuvo su origen en el manga del dibujante japonés Buichi Terasawa, que fue publicado por la editorial Shūeisha desde finales de los setenta, que a su vez tuvo su origen en el relato corto escrito en 1966 por  Philip K. Dick We Can Remember It for You Wholesale (Podemos recordarlo por usted al por mayor) [Según el blog Cuando era Chamo y wikipedia].

La historia comienza mas o menos así: un oficinista promedio bastante aburrido de una ciudad futurista, va a un centro de sueños en donde le pide a la encargada del lugar, un sueño en donde sea alguien famoso y viva rodeado de muchas mujeres, en medio de ese sueño, le vienen a la mente muchos flashbacks en donde se ve como una especie de pirata cazarecompensas acompañado por una bella androide de nombre Lady Andrómeda (que durante todo este tiempo fue camuflada dentro de una especie de sirviente robot) y se acuerda de todo; fue un pirata espacial perseguido por la Mafia de la Vía Láctea, y para esconderse de sus enemigos se hizo la cirugía plástica y borró su memoria convirtiéndose en un simple oficinista por 5 años, hasta que al llegar buscando un sueño sabe quien es él en realidad.

Recuerdo también su famosa psicoarma incrustada en su brazo izquierdo biónico que no necesitaba apuntar para darle al blanco, solo tenía que mentalmente saben donde estaba y la arma hacía el resto. Lo otro llamativo fueron los villanos principales de la trama: Cristalino, un cyborg con un cuerpo hecho completamente de cristal y esqueleto de metal que no lo podía destrozar ni la psicoarma y Tarvage, una especie de hombre-planta protegido por una armadura de metal que usaba a bailarinas como espías implantandoles una semilla en su sistema nervioso metiendo su lengua en la boca de ellas (que subliminalmente podía ser un acto sexual).

Pero a lo que venía resaltar (Y aludiendo al título de mi post) es acerca de la brutal mutilación acerca de muchas de sus escenas (Yo la veía como a los 10 u 11 años en Venezolana de Televisión) alegando que eran demasiado fuertes para ser transmitidas en horario infantil, resaltando la idea tercermundista de que todo dibujo animado es única y exclusivamente para niños.

“Este es el mundo que tanto he deseado, sin alternativas, días de terror, peleas escalofriantes” … Cobra Capítulo 1: Resucita, Psicoarma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s