Entre tu infancia y la mía, la separa una brecha enorme…

Para empezar este post, primero vamos a definir el concepto de Brecha Generacional:

Es la distancia que separa las diferentes generaciones, unas de otras, por ejemplo tu infancia de la de tus abuelos, tu adolescencia de la de tus padres, etc.

No es solo una linea imaginaria, sino que cada generación tuvo un contexto social, un pensamiento y una educación muy diferente entre si.

Los que son de la Generación X (Yo soy de 1978, cojan hilo) saben que vivimos una infancia y casi-adolescencia sin: Internet; sin redes sociales; sin Playstation 3, ni Nintendo Wii; sin Cable con 500 canales a escogen, ni Televisión Online; sin aparatos, ni juguetes tan tecnológicamente sofisticados, etc. Pero, a pesar de todas esas privaciones (escribo esta palabra en itálicas para reforzar la ironía) la vivimos de una manera jovial (para no decir feliz)  con todos sus pros y contras de la época.

Pero he notado como la Generación Z (o sea, los niños y adolescentes la actualidad, la verdadera Generación Boba) con todas las facilidades que tienen se han vuelto cada vez mas malcriados y rebeldes sin causa pudiéndose convertir en… Futuros perdidos de esta era (pero eso no era a lo que venía a exponer aquí;  solo establezco las diferencias: disciplinarias, culturales de mi infancia y adolescencia con la de los niños y adolescentes de hoy, para la versión pedagógica del mismo les dejo este post).

Ahora establezcamos algunas diferencias:

  • Hablar “Sucio” Hoy en día muchos padres de familia justifican las groserías que dicen sus hijos argumentando de que “son niños pequeños, no saben lo que dicen” , pues en mi época, yo decía una palabrota (aún sin conocer su significado, y la haya dicho porque la escuché en la escuela y me pareció graciosa en su tiempo) eso equivalía a que mi augusta madre me propinara un bofetón, jalón de oreja, pellizco, cueriza, etc. (o en el peor de los casos que me lavara la boca con jabón [sic]).
  • Los paseos familiares Un evento casi sagrado para mí y mis hermanos en los fines de semana: Casi siempre (la mayoria   de las veces era con la condición de que tuviéramos buen comportamiento y buenas calificaciones) salíamos a pasear… Ah, pero en mi época de niño y teenager no existían ni el Sambil, ni el Líder, ni el Recreo, ni el Millenium, ni todos esos centros comerciales gigantescos en donde se invita al consumo de manera desenfrenada; lo que ibamos mayoritariamente era a al Bulevar de Sabana Grande (Cuando era un Bulervar de verdad, verdad), al Paseo los Próceres, al Centro (Donde mi mamá tenía su negocio) y de vaina  ibamos a Centro Comercial Chacaíto, al Ciudad Tamanaco o al Plaza Las Américas y cuando jodíamos mucho el paseo, nuestros amados progenitores nos aplicaban la mano dura, y durante el regreso a casa, siempre (la mayoría de las veces) nos regañaban por algo malo que hubiéramos hecho  (así fuera la cosa mas insignificante del mundo) terminando con la frase  “no volvemos más a llevarlos a ninguna parte” (cosa que jamás cumplían). Hoy en día un paseo familiar equivale a la mitad del presupuesto familiar malgastado en juguetes sofisticados, playstations, wi-fis, blackberrys, i-pods, etc; para complacer los caprichos de sus hijos pequeños y adolescentes  y no se traumaticen, y siempre es a donde ellos quieran (En mi época era en  donde mis viejos decidieran así no me gustara el lugar y si era a un sitio como un centro comercial era en su mayoría a mirar las tiendas y si nos llegaban a comprar algo era para los tres hermanos).

  • La Escuela Recuerdo que mi estimada vieja siempre le sermoneaba a mi hermano menor de esta manera “Ay, Alexis, si tu fracasas en esta escuela (Él pasó por varios colegios debido a su conducta desordenada) te vas directo a la escuela militar” o en el peor de los casos “te voy a poner a vender periódico en la calle”.  Aunque (yo) no he corrido con la misma suerte de él  (permanecí 8 años en un mismo colegio) el rendimiento escolar era para mí una preocupación, mi jefa siempre me armaba peo cuando sacaba notas bajas en un examen (especialmente matemáticas que eran mi dolor de cabeza para la época) mi mamá siempre decía “Camilo, yo pago la escuela para que me vengas con estas notas!!!??” (así fueran de 13, 14 o 15) [Yo casi pierdo un viaje de final de curso en 4º Grado por sacar 8 puntos en un examen de Sociales]; hoy en día si un alumno saca malas notas en clase los padres le reclaman al colegio (Gracias a la Constitución mesma de 1999) o sea que nunca le enseñan al niño la responsabilidad por sus estudios y su futuro, dejan que la Institución Educativa se encargue de eso, así es que vamos formar ciudadanos??? serán ciudadanos de cuarta… y no precisamente de la República.Y las tareas y trabajos asignados a casa… Otro martirio para mí (sobre todo en las mas difíciles) eso era el Armageddon (si la tarea estaba mal hecha, mi vieja me la obligaba a repetirla, el negarme a hacerlo me podría ganar una soberana reprimenda y eso fue hasta el bachillerato) cuando no contaba  con la tecnología que muchos escolares cuentan hoy en día para hacer los trabajos especiales, siempre la maestra (o profesor de turno) me restaba puntos por mala presentación o mala redacción (cuando las computadoras todavía no eran personales) se hacían a mano alzada o maquina de escribir. Hoy en día muchos escolares cuentan con toda la tecnología necesaria para hacer sus tareas y trabajos , pero estas son… mediocres y sin embargo los profesores no pueden raspar a los alumnos so pena de perder su trabajo por la bendita Constitución… Pobres de ellos (los alumnos).

  • A la hora de la comida En una época de mi vida todo lo que mi mama me pusiera en la mesa, me lo tenía que comer (así me desagradara) en especial cuando me sometieron a la dieta de cero leche, cero trigo y cero azúcar  (debida a mi condición de autista) y pase  hambres de las buenas por negarme a comer (Hoy en día aprendí a comer de todo, gracias a eso, pero todavía me desagradan ciertas comidas).  Hoy en día muchos padres solo alimentan a sus hijos con la comida que a estos les gusta: Comida chatarra procedente de franquicias como Mc Donalds (muchos de ellos en la adolescencia desarrollarían condiciones como diabetes).


 

  • La tecnología de la época No existían  los televisores de pantalla plana, los 5o0 canales por suscripción, el internet, las redes sociales y sin embargo nos la tripeabamos entre los 5 canales nacionales de la época (RCTV [Hoy extinto], Venevisión, Venezolana de Televisión,  Televisora Nacional [También extinto] y Televen [El mas nuevo de todos esos viejos canales] y apenas contabamos con una consola Atari 2600 (Muy pava y toda una novedad tecnológica para la época) pero no lo podíamos sacar sino hasta las vacaciones  porque mi vieja argumentaba que bajaba el rendimiento estudiantil hoy en día los niños y teenagers de esta wera exigen toda clase tecnología avanzada (aún cuando no la sepan utilizar) y 1000 cables de Directv y Netflix.

Para terminar, les dejo esta reflexión, vale????

COMO SOBREVIVIMOS NUESTRA INFANCIA???

Si viviste de niño en los años 60, 70 o principios de los 80….¿Cómo hiciste para sobrevivir?

    • De niños andábamos en autos que no tenían cinturones de seguridad, ni bolsas de aire, ni cauchos radiales, ni frenos ABS……y nos gustaba acostarnos en el espacio entre el asiento y el vidrio trasero.
    • Ir en la parte de atrás de una camioneta pick-up era un paseo especial y todavía lo recordamos.
    • Nuestras cunas estaban pintadas con colores brillantes de pintura a base de plomo, y las barandas se bajaban de repente y….nos íbamos de trompa.
    • No teníamos tapas con seguro para niños en las botellas de mistolin, ni en los potes de medicina,……gabinetes con puertas???,……no joda la cortina de cuadritos o floriá debajo del lavadero es lo que me acuerdo.
    • Cuando montábamos bicicleta no usábamos casco, ni rodilleras, ni guantes, ni lycras; lo que nos poníamos era mertiolate y curitas en las llagas que ya teníamos de la semana pasada, y si el pantalón nos lo agarraba la cadena???…..pa’l suelo y tremendo coñazo.
    • Tomábamos agua de chorro de la manguera del jardín y no una botella de agua mineral.
    • Gastábamos horas y horas construyendo patinetas de rolineras y nos agilábamos pa’ la bajá más arrecha de la urbanización, o pa’ la acera del cerro pa’ tirarnos desde arriba; en la mitad nos acordábamos de que esa mierda no tenía frenos. Después de darnos bollo que jode en los matorrales, aprendimos a resolver el problema, a frená con el talón…..Sí, nosotros chocábamos con matorrales, no con carros.
    • Salíamos a jugar “ladrón y policía” (con pistolas de plástico o de palo), también jugábamos “guatácalo”, “paralizao”,”fusilao”,”trompo”,”picha”(con pasadera o sin pasadera) con la única condición de regresar antes del anochecer, si no nos caían a coñazo limpio.
    • El colegio duraba hasta el mediodía, llegábamos a casa a almorzar y pa’ la calle otra vez. No teníamos celular….así que nadie sabía donde coño estábamos, pero nos pegaban un grito y salíamos corriendo pa’la casa.
    • Comíamos “cuca negra” con frescolita, al pan salao le abríamos un hueco con el deo y le echábamos “fresco”, pan dulce con mantequilla y mortadela, tomábamos la pepsicola como agua; ahora según y que tiene más azúcar y que contribuye al exceso de peso, pero antes nos manteníamos raquíticos porque siempre estábamos en la calle jugando….parecíamos espaguetis…
    • Compartíamos un “fresco” entre cuatro…tomando todos de la misma botella y nadie le paraba bolas…a nadie le daba bronquitis por esa guevoná.
    • No teníamos Playstations, Nintendo 64, X boxes, juegos de video, DirecTV, Intercable, videograbadoras, sonido soundrround, computadoras, lo único que teníamos era monopolio y de verga….aaah y un paquete de barajas con las que jugábamos 31, ajiley, carga la burra y el truco que jode. Y las muchachas con sus muñecas, la semana, el muñeco, el avión, la gloria,”yanquis”, huevo podrío y otro poco de marisqueras más….damas chinas.
    • Salíamos en la bicicleta o caminábamos hasta la casa del amigo, y sin pararle bolas a nadie sencillamente sin tocar la puerta y allí estaba tu pana y salíamos a jugar.
    • ¡Ahí, afuera!, ¡En el mundo cruel sin un guardián!, ¿Cómo hacíamos?. Jugábamos pelota con chapita e’ refresco y un palo de escoba, o con pelota de tenis y hacíamos un guante de cartón de jugo, o pelota e’ goma a mano pelá, y si en alguno de los equipos que se formaban para jugar un partido no todos llegaban a jugar, no pasaba ningún desencanto y nadie se traumatizaba por eso.
    • Algunos estudiantes no eran tan brillantes como otros y cuando perdían el año lo repetían. Nadie iba al psicólogo, al psicopedagogo,nadie tenía dislexia, ni problemas de atención, ni hiperactividad, simplemente repetía por guevón y tenía una segunda oportunidad.
    • Teníamos libertad, fracasos, éxitos, responsabilidades…y aprendimos a manejarlos, a punta e’ coñazos… Pero aprendimos.

La gran pregunta es ¿Cómo hicimos para sobrevivir? Y sobre todo para ser las grandes personas que somos ahora

¿Eres tú uno de esa generación?

Si lo eres, entonces envía este mensaje a tus conocidos de tu misma generación o a gente más joven para que sepa cómo éramos antes…

Seguro dirán que éramos unos pajúos aburridos pero… nada que ver…

¡¡ FUIMOS UNOS CARAJITOS SUPERFELICES!!

12 comentarios en “Entre tu infancia y la mía, la separa una brecha enorme…”

  1. Ja, ja, me gustó mucho esto Camilo, imagínate yo soy de los 60,s, mi padre de los 30,s, con una mentalidad y costumbres de campesino andino, había que andar derechito con el, mis hermanos y yo lo que le teníamos era TERROR, saludos…

    Me gusta

  2. bueno camilo te dire que nuestros tiempos eran mejores ya que no habia tanta maldad, tanta jodedera y lo que tu dices de que ibamos a donde nuestros padres querian a mi me pasaba al igual q a ti aunque si iba seguido al ccct en los 80’s y fue cuando ibamos a buscar a mi papa al trabajo que pasaba a vece cuando mi mama no tenia con quien dejarme ya que me dejaba con una muchacha que termino siendo mi cuñada y lo de la diversion que yo tenia bueno tenia mis figuras de transformers o de robots variados donde la diversion era infinita o so no veia television donde la programacion era buena en aquella epoca y lo del atari bueno no lo jugaba mucho ya que no sabia como instalarlo y de resto me la pasaba en la calle siempre y cuando me dejaban salir porque a veces no me dejaban ya sea porque era mediodia ya que la gente estaba reposando la comida y no se podia molestar en la casa ajena o porque me habia portado mal por alguna gracia o a veces porque mi mama no habia llegado, en las tardes siempre se encontraba a la muchachada jugando pelota en la calle o rodando bicicleta, patineta y alguno que otro en patines, nos caiamos a coñazos con algun niño o muchacho ( ya algo grande) x alguna tonteria o chica que uno le gustaba y los mas fuerte que pasaba era que no te hablaba mas ( ahora te caes a coñazos con alguien y te meten un tiro ahi mismo o mas adelante o te apuñalan), antes los padres te formaban peo porque tenias en tus manos una revista gozon ahora si un carajito tiene la revista playboy con la diosa canales y rosita enseñando el q te conte aplauden y celebran gritasndo que niño es todo un “macho”en las piñatas a las que me llevaban i iba las canciones que ponian era karina (se como duele), modern talking (brother louie o atlantis is calling), laura branigan (self control) entre otras, los ,juegos de nintendo de compra obligada eran double dragon, mario 3, contra ninja gaiden, robocop la verdad era que nuestra infancia y adolescencia de nuestra epoca siempre es y sera la mejor

    Me gusta

  3. En nuestra infancia nuestro mayor temor era que nuestros padres nos zurraran con un cinturón/correa. Nada más pensar en eso nos daba miedo. Hoy en día hacen eso y la respuesta es “Te voy a denunciar con la LOPNA”

    Me gusta

    1. secundo la mocion carlos eso era nuestro mayor temor y de hecho cada vez que venia el heladero y le pedia para comprar un helado el me daba una cantidad algo mayor y me ordenaba calcular el vuelto (todo eso bajo presion) y si lo hacia mal se molestaba y si me atrevia a pedirle dinero a mi mama el me amenazaba con que si venia para aca con el helado no entraba mas a la casa

      Me gusta

  4. A la hora de la comida para mí era bastante traumática. Siempre me decían “te comes esa sopa, no hay más nada”, “ve a ver si aprendes a comer de todo” porque era muy selectivo (de hecho aún lo sigo siendo). Debo acotar que entre los alimentos que no me gustan y que no paso para nada están: auyama/zapallo, margarina, cebolla, hígado, raya (pescado), lo verde del cebollín y el salvado de trigo.

    Me gusta

    1. para mi tambien cuando me servian arroz hubo una epoca que me daban de comer solo arroz y de hecho una vez me dieron arroz asi nada mas y los demas comiendo pollo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s