Actividades Extra-Curriculares: Una “ayuda” o un “estorbo” para el “desarrollo” de un niño???

extracurriculares

Antes que nada definamos el concepto de Actividades Extra-Curriculares:

Son aquellas actividades que se realizan fuera del horario académico. Forman una parte muy importante en la historia de algunas instituciones educativas y se pueden dividir en dos grandes grupos: deportivas y culturales.

Hasta aquí vamos bien. Ahora el dilema es lo siguiente. Muchos “padres de familia” muy “ocupados” con el trabajo y demas vainas, que no quieren que sus hijos anden de “ociosos” (Debido en que Venezuela las actividades escolares culminan en el mediodía) y los ponen en las mismas para que “aprovechen su tiempo libre” y tengan aprendan algo “útil” cuando se “gradúen” de “bachilleres” (Y sin ni siquiera pensar si las actividades escogidas le agraden al niñ@ en cuestión).

Para los padres: Yo no critico que los niñ@s que tengan una “ocupación” aparte de sus “estudios normales”, el problema es que esperen cuando la ocupación en cuestión les “exija” mas (luego no se extrañen cuando les lleguen las notas de la boleta “escritas en tinta roja”).

Mi relación amor-odio empieza desde primaria. Mi vieja andaba empeñada en que hiciera algo aparte de mis estudios: Hice un curso de arcilla en el Consejo Nacional de la Cultura (CONAC) [1987], asistí a clases de musicoterapia en una época [1987-89] todos los viernes, luego fueron los Scouts [1990-91](Cosa que detesté profundamente y hasta el sol de hoy me considero un “Anti-Scout”), fui a un “curso vacacional” en la Academia de Natación Teo Capriles [1992]  (cosa que tampoco me agradó, me la pasaba peleando con los entrenadores), vi unas sesiones de kárate [1994] que despertó un poco mi interés (Pero no duré mucho tiempo ahí debido a que me “dieron de baja” porque no “daba la talla” para lo que “exigía” la academia). Lo unico que recuerdo con cariño fue un curso vacacional [1988-91] y unos cursos en el Taller Arte y Fuego [1994] y en la Academia de Arte Federico Brandt [1995-98] que decidieron mi vocación de artista. Pero en “honor a la verdad”yo no se hacer “dos cosas al mismo tiempo”, yo era mas feliz en mi infancia viendo la televisión o dibujando algo despues de hacer mis tareas que estar estresado porque si no iba a llegar tarde a las “clases de música”.

Para terminar yo sugiero a los padres que en vez de pensar en alguna actividad pra mantener “ocupado” a su hijo deberían exigir en “reformar” la educación para que tanto representantes, como profesores y alumnos estén satisfechos.

Mi opinión personal acerca de las actividades extra-curriculares se resume en esta frase:

Meter a un niñ@ en actividades extra-curriculares es como obligarle a cazar dos conejos a la vez, se quedará sin ninguno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s